domingo, 15 de febrero de 2015

Clubes que tienen pasión por ayudar

Aprovechando el enorme alcance que tienen a través del deporte, Racing, Boca, River Plate y San Lorenzo ponen parte de sus instalaciones y recursos al servicio de las necesidades comunitarias


Cuando la pasión por un equipo de fútbol traspasa las puertas de un club para ponerse al servicio de la comunidad se pueden lograr cosas realmente significativas para la sociedad.

Como ayudar a un niño a que termine la escuela, a que tenga un lugar donde se sienta parte de un grupo, apadrinar instituciones, acudir como "bomberos" ante una catástrofe que suceda en el país o simplemente dar un poquito más de esperanza a una persona cuando realmente lo necesita. "Nos llamó un hincha porque sus papá sufría de cáncer y el médico le había pronosticado pocos meses de vida. Era del interior, muy fanático de Racing y nunca había visitado el Cilindro. Como su sueño era no irse de este mundo sin conocer el estadio, lo invitamos a presenciar un partido y tuvo la posibilidad de sacarse una foto con el plantel en la previa del partido -cuenta Miguel Guidardini, coordinador de Racing Solidario-. El shock emocional fue tan grande que luego del viaje, el hijo se comunicó con nosotros para contarnos que el padre estaba muy bien y que esa pequeña acción lo ayudó a vivir feliz casi dos años más."

Racing Solidario nació en 2008, con el fin de ayudar a la gente, aprovechando la masividad del club, del fútbol en sí. "A partir allí, Racing motivó que otros clubes se comprometan con la sociedad, mediante una estructura concreta. Trabajamos para que nuestra pasión exceda los límites de la cancha es nuestro slogan y creemos que el fútbol es un gran escenario para desarrollar este tipo de acciones", sostiene Guidardini. Desde Boca, concuerdan con la misión social que puede tener el fútbol. "Los clubes son una herramienta muy valiosa para transmitir valores, y trabajar de manera conjunta a nivel social. Que se aboquen a este tipo de acciones es una necesidad para la Argentina de hoy, para los tiempos en los que vivimos", resalta Enzo Pagani, autoridad a cargo de Boca Social.

Teniendo en cuenta que los clubes tienen un compromiso y una oportunidad única para poder llevarlo adelante -según afirma Pagani- decidieron darle entidad a Boca Social cuando asumió el actual presidente del club, Daniel Angelici en 2011. "Creamos una marca dentro del club, y empezamos a trabajar en dos puntos: generando financiamiento y en paralelo, salimos a hacer trabajo de campo, fundamentalmente en la zona, teniendo en cuenta que Boca está arraigado hace 110 años en el corazón del barrio, donde hay muchas necesidades que atender", explica el coordinador de Boca Social. Por su parte, en River reafirmaron en 2013 el concepto de ser un club social -y no solamente deportivo- y potenciaron River Solidario. "Somos un grupo de más de 30 jóvenes socios del club, que actuamos más como bomberos: donde hay una necesidad puntual, ahí estamos. Entonces también llegamos a más personas en todo el país. Como River es un club que tiene mucha vida social para adentro, solemos contar con la colaboración de los socios al emprender diferentes campañas", dice Agustín Forchieri, coordinador del grupo.

Niñez y trabajo en equipo

La mayoría de los clubes "se pusieron la camiseta" por los chicos y apuestan a realizar programas que ayuden a este sector. Desde San Lorenzo de Almagro, con el equipo de Cuervo Social decidieron retomar hace más de un año el eje fundacional social de la institución: apostar por los jóvenes. "Cuando el padre Lorenzo Massa crea San Lorenzo lo hace para sacar a los chicos de la calle y que jueguen al fútbol -cuenta Jaqueline Cichero, referente del sector-. Por eso, generamos el Programa Adolescencia, donde participan más de 400 chicos de 13 a 21 años en situación de alta vulnerabilidad social de los barrios que rodean al club: hacen deporte, estudian y además trabajamos con las familias y realizamostalleres para empoderar a los jóvenes enmateria de derechos.

Por su parte, Boca Social también puso como prioridad la salud, educación y recreación de los más pequeños. "Nos con centramos en los chicos porque creemos que es la apuesta más valiosa y necesaria. Si bien tenemos algunos programas que van a otro sector etario, la realidad es que, desde los más chiquitos -UPA La Boca es un programa que brinda apoyo para la estimulación y el desarrollo saludable de niños y niñas desde los 45 días hasta los 4 años de edad- hasta la finalización de la secundaria, es donde Boca puede transmitir un mensaje, poner una semillita", sostiene Pagani. Y agrega: "Nunca vamos a poder suplir el rol del Estado, pero pensamos que es casi una obligación para los clubes grandes del país llevar adelante este tipo de acciones". Para impulsar estas iniciativas solidarias, muchas veces los clubes no dudan en unir lazos y hacer campañas solidarias en común, más allá del color de la camiseta y las rivalidades propias del fútbol. De esta manera, muestran un tejido social fortalecido con un único objetivo claro: contribuir al bien común.

"En 2012, nos encontramos, casi por casualidad, con Agustín, que en aquel momento tenía 10 años, padecía cáncer de próstata y necesitaba de nuestra ayuda. Entonces convocamos a la gente de Huracán -supuesto y eterno rival de San Lorenzo- y lanzamos una convocatoria conjunta vía redes social para colaborar con Agustín. Fue un éxito. Desde allí seguimos con la campaña "Más allá de los colores", donde hemos demostrados que somos rivales en la cancha, pero no enemigos en la vida", cuenta Alejandro Fernández, miembro de la subcomisión del hincha de San Lorenzo de Almagro.

Abrir las puertas

En River remarcan la importancia de que existan este tipo de espacios, así como también que los clubes abran sus puertas a la comunidad, para promover la participación ciudadana.

"Es algo que lo está pidiendo la sociedad ante la falta de políticas del Estado -afirma Forchieri-. Piden esto de que los clubes -no sólo de fútbol, sino de barrio- ayuden a los que más lo necesitan, que abran sus puertas y volver a recuperar ese espíritu de club de barrio, donde se pueden hacer deportes, amigos, y actividades por afuera del club."

Ante alguna catástrofe, algunas sedes se transforman en nexo entre aquellas personas que quieren ayudar y las que necesitan de esa ayuda. "A la semana de volver con River Social nos tocó asumir el desafío de ayudar a la gente de la localidad de San Pedro, afectada por una gran inundación -recuerda Forchieri-. Hicimos la convocatoria, llevamos las donaciones y cuando nos fuimos la gente nos seguía en caravana, como si fuésemos sus ídolos, los jugadores de fútbol. Fue muy fuerte. Y ahí nos dimos cuenta de que esto es lo que genera River: teníamos un diamante en bruto que debíamos pulirlo y utilizarlo para este tipo de acciones." Por su parte, el coordinador de Racing Solidario cuenta que, cuando hay alguna catástrofe, trabajan en conjunto con Red Solidaria.

"Nosotros actuamos como el canal de recepción y distribución de donaciones, y la convocatoria en medios masivos la hace la gente de Red Solidaria", comenta Guidardini. Así se organizaron para asistir a la gente afectada en 2014 por un fuerte temporal, en la localidad de San Antonio de Areco, provincia de Buenos Aires. "Los hinchas trajeron donaciones y, con la ayuda de algunos integrantes del Grupo Scout del Club y de grupos de la zona, las clasificamos, ordenamos y entregamos a la gente de la localidad afectada", recuerdan los integrantes de Racing solidario. Por su parte, desde Boca aseguran que es muy importan que el club esté presente y le dedique tiempo al barrio. "En nuestro caso, hay una sinergia histórica muy fuerte entre el club y los vecinos. Entonces, que su dirigencia, sus deportistas, los jugadores, se comprometan con las diferentes acciones que ponemos en marcha, el barrio lo percibe y se genera una gratificación muy grande", asevera el presidente de Boca social.

En tanto, en Racing, aseguran que "es significativo dar un lugar para que la gente desarrolle su lado solidario y pueda poner en práctica los valores, en especial en un espacio en donde se mezcla la pasión -valor que caracteriza al hincha de Racing-. Se construye conciencia ciudadana, responsabilidad, compromiso, liderazgo positivo y creemos que mucha gente se ve beneficiada por el efecto positivo de todas estas acciones", dice el coordinador de Racing solidario. Y concluye: "Con la gente de la Red Solidaria, compartimos el deseo de cambiar el mundo. Ese es nuestro objetivo. Un mundo justo y solidario y trabajamos, al igual que muchas instituciones futbolísticas del país, para lograrlo".

Fuente: La Nación 

Link: http://www.lanacion.com.ar/1765926-clubes-que-tienen-pasion-por-ayudar

No hay comentarios:

Publicar un comentario