martes, 5 de agosto de 2014

El tiempo personal es lo que menos se dona

La mayoría de las conductas solidarias se concentra en la entrega de bienes materiales. Sólo el 15,2% dedicó tiempo para colaborar con alguna entidad.


Voluntariado. La donación de tiempo es lo más escaso. Voluntarios de Soles ayudan a niños con cáncer (Ramiro Pereyra/Archivo).

¿Los argentinos somos solidarios? ¿Cuánto y qué donamos? Según un estudio sobre las “Creencias y conductas sobre solidaridad de los argentinos”, realizado por la Universidad Siglo 21, la solidaridad se manifiesta básicamente en la donación de bienes materiales. Por el contrario, lo que menos se dona es tiempo para colaborar en alguna entidad de bien público.

La investigación se basó en la encuesta a 1.057 hombres y mujeres de 18 a 60 años residentes en Córdoba, Capital Federal, Corrientes, San Miguel de Tucumán, Comodoro Rivadavia, Mendoza y Rosario.

Se preguntó a los encuestados si en los últimos seis meses habían adoptado conductas solidarias. Las respuestas revelaron que el 46,1 por ciento de los consultados había donado cosas materiales a alguna institución; el 31,4 por ciento compró una rifa a beneficio, y el 19,4 por ciento donó dinero en efectivo a alguna organización.

Por el contrario, sólo el 15,2 por ciento dedicó su tiempo para colaborar con alguna entidad de bien público y el nueve por ciento visitó un asentamiento o zona de emergencia para ayudar. El 57 por ciento justificó su actitud al considerar que es difícil brindar ayuda o colaboración a otros por las propias obligaciones y preocupaciones. El 40 por ciento aseguró que es por falta de tiempo o de dinero.

Para medir el grado de solidaridad entre los participantes del estudio se elaboró un índice sobre la base de variables. Los resultados arrojaron que la mayoría de los encuestados se caracterizó por un nivel bajo o medio bajo en cuanto a la adopción de diferentes tipos de conducta solidaria y su frecuencia. Los guarismos difieren cuando se analiza la autopercepción en relación a la solidaridad. El 50 por ciento de los participantes se autocalifica como muy solidario o solidario; el 46 por ciento cree que es poco o nada solidario, mientras que el resto no pudo definirse entre estas categorías.

Entre quienes manifestaron no desarrollar conductas solidarias o realizar pocas actividades de este tipo, el 42,7 por ciento se percibe como “solidario o muy solidario”. La cifra asciende al 85,8 por ciento entre quienes están más comprometidos en la ayuda a los demás.

“A mayor grado de solidaridad, mayor es la autopercepción de ser solidario o muy solidario”, se desprende del estudio.

Responsabilidad

A la pregunta de quiénes son los responsables de poner en marcha acciones solidarias, el 70,1 por ciento de los encuestados respondió que el Estado es el mayor responsable.

El 62,6 por ciento consideró que los responsables son “las propias personas en situación de carencia” (hacen referencia al esfuerzo del propio sujeto con necesidades básicas insatisfechas para cubrirlas).

El 31,4 por ciento cree que son las “organizaciones de ayuda solidaria”, y sólo el 24 por ciento respondió “nosotros mismos” (todas las personas que integran la sociedad).

Fuente: La Voz 

Link: http://www.lavoz.com.ar/ciudadanos/el-tiempo-personal-es-lo-que-menos-se-dona

No hay comentarios:

Publicar un comentario